Mis más fieles compañeros

No puedo hacer menos que recordar a aquellos que siempre estuvieron conmigo, mis más que fieles compañeros y que tanto aportaron en mi vida.

 

Rocky, mi primer perro. Se trataba de un perro mestizo. Fue el primer miembro, que cohabitó en nuestro hogar con nuestra familia. Con el descubrimos el significado de tantas verdaderas redundancias, como la fidelidad, lealtad y cariño eterno que ofrecen a cambio d nada. Su pasión por el campo y la caza era desorbitada. Nos dejó bajo una circunstancia violenta, lo que acentuó mas su recuerdo.

perro-negro

Lucky vino a cubrir la partida de su antecesor. Era un teckel de pelo corto tranquilo y noble que resulto ser mi acompañante cinegético de caza mayor, durante mis salidas. Se convirtió en el tutor y maestro de Lolo.

Lolo ha sido el último ejemplar que ha vivido en casa y que ha dado paso a esta nueva generación de teckel que ahora tengo. Era de pelo duro. Terco como ninguno, fue apreciado en mi entorno por su carácter sociable y por brindar más de una satisfacción, localizando presas heridas.

dos-perros

Lula ha sido la última en desgajarse de nosotros. Siempre estará presente su viveza, cariño y obsesion por la caza.

Ambar de los Madroños 2

A todos añoraré con tanto cariño como buenos recuerdos dejaron, que no fueron pocos. Hasta siempre compañeros: